Técnicas para dormir

Técnicas para dormir
3.6 (72%) 5 votes

El dormir, ha sido comprobado como una de las actividades más importante y vitales para el ser humano, junto al ejercitarse correctamente y al alimentarse de una manera balanceada. Esto debido a los beneficios que le ofrecen al cuerpo al poder seguir el correcto desarrollo físico, psicológico y emocional.

Estudios aseguran que el tiempo ideal de descanso o de sueño de un adulto debe rondar entre las 7 y las 8 horas. Para poder disfrutar de todos los beneficios que ofrece. Sin embargo, el tiempo ha demostrado que la mayoría de las personas han reducido el tiempo a 6 horas de sueño diarias. Esto es principalmente debido a que se está haciendo más difícil, el poder relajarse y conciliar el sueño con cierta rapidez, obligando a las personas a buscar consejos, recomendaciones y técnicas para dormir.

Dormir el tiempo que es recomendado por los científicos, ofrece una gran diversidad de beneficios, los cuales pueden ir desde el aumento de la creatividad y la mejora de la memoria, a la pérdida de peso, el control del apetito, el fortalecimiento del sistema inmunológico y la reducción de la depresión. Todo esto, se debe a que mientras el cuerpo se encuentra descansando, procesos biológicos permiten el equilibrio de las hormonas, la regeneración de las células y el fortalecimiento de conexiones neuronales.

A pesar de la importancia de dormir y de las recomendaciones médicas, en promedio una persona tiende a descansar un máximo de 6 horas y media, algo que le impide disfrutar de los beneficios de un completo descanso; la mayoría de las veces, debido a la imposibilidad de relajar el cuerpo, liberar la mente y poder dormir. Es por ello, preguntas como ¿Cómo conciliar el sueño? y ¿cómo hacerlo rápido?, son tan relevantes en la actualidad.

¿Cómo conciliar el sueño?

Las dificultades para conciliar el sueño, usualmente están relacionadas con la sobre-estimulación del organismo y del cerero, es por ello, que las recomendaciones tienden a centrarse en la relajación, por ejemplo:

  • Evitar cenas pesadas. El estómago puede ser uno de los grandes causantes del insomnio y el desvelo, ya que, a pesar de que hay muchas personas que prefieren cenar alimentos ricos en grasas, estas en realidad generan indigestión, dolores y reflujo; dificultando poder irse a dormir.
  • Se debe evitar hacer otras actividades en la cama además de dormir. El cerebro es increíblemente complejo, es por ello, que este puede relacionar de manera inconsciente la cama con cualquier otra actividad, como comer, hablar por teléfono y especialmente, trabajar en la computadora. Es por ello, que para conciliar el sueño, es importante dejar en claro que cuando se está en ella, se busca descansar y dormir.
  • Establecer horarios de sueño. Se debe recordar que el cuerpo es una máquina que debe trabajar a la perfección, por ello, debemos acostumbrarla a ciertos patrones, como por ejemplo las horas para dormir y para despertarse. De esta manera, automáticamente podremos sentirnos cansadas a ciertas horas del día.
  • Tomar baños calientes. Al menos una hora antes de dormir, se recomienda una ducha de agua caliente con el fin de relajar al cuerpo físicamente e incluso, hacer el metabolismo más lento.
  • Dormir en una habitación fría. Dormir a bajas temperaturas se considera positivo para el metabolismo y para el ajuste del reloj biológico, sobre todo, si se toma una ducha caliente anteriormente debido al choque entre las temperaturas; idealmente se debe dormir entre los 15 y los 19 grados centígrados.
  • Evitar utilizar dispositivos electrónicos. Es importante entender, que el uso de aparatos como la televisión, el teléfono móvil o la computadora, se consideran negativos debido a que ahogan la producción de la melatonina, la hormona del sueño y del reloj biológico, debido a la luz que producen.

¿Cómo dormir rápido?

Son muchos los estudios que realizan continuamente con el fin de ayudar a entender ciertos aspectos del sueño, mientras se ofrecen técnicas para dormir con mayor rapidez. Fue así, como se dio con el método de la Universidad de Arizona, el 4-7-8. Esta técnica debe realizarse según su creador dos veces al día por un mes para su perfeccionamiento.

Este método se encuentra inspirado en la religión budista, centrando su atención en lapsos y profundidad de la respiración, para así someter al cuerpo a un estado de relajación que permita dormir con facilidad.  Este, se considera ideal para poder conciliar el sueño en tan solo un minuto, al buscar controlar nervios, ansiedad y cualquier otro tipo de emociones que puedan ser culpables de intranquilidad y tensión.

Este método asegura que al respirar de una manera específica, no solamente se llenan los pulmones de oxígeno, sino que también mejora su fluidez por la sangre para su paso por todo el organismo.

El método 4-7-8 consiste primeramente en colocarse en una posición cómoda, cualquiera puede servir, aunque su creador el Dr. Weil recomienda sentarse con la espalda recta y apoyado de un respaldar; lo mismo se puede decir de la posición de la lengua, la cual el especialista recomienda colocarla detrás de los dientes superiores, aunque no es un aspecto vital. Ya cuando la posición sea tomada, se debe comenzar con una inspiración de 4 segundos por la nariz, que busca ofrecerle suficiente oxígeno al organismo, después de esto, se debe aguantar la respiración por 7 segundos y luego, finalizar con una expiración de 8 segundos por la boca.  Esto se debe repetir al menos unas 3 veces antes de dormir, con el fin de relajar al cuerpo lo suficiente para poder conciliar el sueño con rapidez.

Cuando se trata de ¿Cómo dormir rápido?, esta se presenta como una de las mejores opciones o técnicas debido a que busca principalmente ofrecerle calma a la mente, para lidiar con el estrés y con la ansiedad, ambas importantes razones por la cual el insomnio y la falta de sueño es originado.

Relajación para dormir

Como bien se explicó anteriormente, uno de los problemas fundamentales a la hora de dormir, es la ansiedad y la incapacidad de relajar los músculos cuando se está listo para descansar.  Es por ello,que existen ciertas recomendaciones que se centran en la liberación de la mente y del cuerpo durante los momentos de tensión.

  • Hacer Visualizaciones. Se considera como una de las opciones preferidas, debido a que trabaja la creatividad y, distrae la mente y el cuerpo de los problemas que puedan existir en el día a día. Se recomienda en estos casos, pensar en paraísos terrenales y situaciones que concedan paz y seguridad; la playa tiende a ser una de las visualizaciones más utilizadas.
  • Escuchar Música Relajante. A pesar de que puede no ser una de las preferidas, estudios han asegurado que escuchar música clásica lenta por 45 minutos antes de dormir, le permite a la persona conciliar el sueño mucho más rápido. Esto se debe, a que relaja la mente e incluso libera al cuerpo de estrés.
  • Meditar. Sin duda alguna, la meditación se ha demostrado como una de las más efectivas herramientas para la relajación para dormir, debido a que se busca centrar al espíritu y a la mente en una sola dirección. La meditación es una práctica que se recomienda practicar junto a ejercicios de respiración, como el método 4-8-8 para que su impacto sea mejor.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *